Camino de migas

03 jul 2019

La División de Alimentación impulsa la innovación del sector alimentario a través de dos consorcios empresariales

image

La División de Alimentación de Indukern ha entrado a formar parte de dos consorcios: Tecfood y Actilife, con el fin de buscar sinergias entre empresas y centros tecnológicos y, de este modo, aumentar la capacidad de innovación en el sector alimentario. El objetivo es crear nuevos procesos y productos que respondan a las necesidades de una sociedad cambiante, que demanda alimentos cada vez más saludables, apetitosos y adaptados a su ritmo de vida. 

Tecfood: nuevas texturas con un perfil nutricional saludable

El objetivo del consorcio Tecfood es aumentar desarrollar nuevos procesos y productos alimentarios de mayor valor añadido y potenciar el desarrollo de sectores emergentes y de alto contenido tecnológico, como la impresora 3D de alimentos. Básicamente, se trata de satisfacer las demandas y expectativas de los consumidores finales, que quieren nuevos productos alimentarios que tengan un perfil nutricional saludable y nuevas texturas, y también las necesidades de una sociedad cada vez más envejecida.

Dentro de este proyecto, Indukern ya ha desarrollado, por ejemplo, una espuma fortificada y enriquecida con minerales y vitaminas y una gominola reducida en azúcar. Y también trabaja en el desarrollo de nuevas soluciones alimentarias para personas con disfagia o problemas de deglución, que actualmente afectan a 1 de cada 4 personas de más de 70 años y a casi la mitad de las personas que han sufrido un ictus.

Indukern participa en Tecfood junto con otras 15 empresas y centros: UVESA, NM Natural Machines, Noribérica, ITC Packaging, CLUN, DCOOP, Tecnalia, Ctic Cita, Anfaco Cecopesca, la Universitat Autònoma de Barcelona, la Universidad de Santiago de Compostela, Eurecat, Leitat. AIMPLAS y la Universidad de Vigo.

Actilife: alimentos a medida para el deportista amateur

Mientras, Actilife es un consorcio focalizado en crear productos alimenticios adaptados a las necesidades del deportista aficionado y, al mismo tiempo, que sean organolépticamente atractivos, con un aspecto, aroma, sabor y textura apetecibles. También está previsto desarrollar una herramienta de gestión digital que permita garantizar que estos nuevos productos cumplen con todos los requisitos nutricionales y de salud necesarios para el deportista.

En definitiva, se trata de satisfacer las necesidades y demandas de una sociedad activa que demanda alimentos saludables y contribuir a reducir los costes sociales vinculados a una dieta desequilibrada. En Actilife, Indukern colabora con otras 10 entidades del sector: La Caña, Altersalus, DCOOP, IAN Grupo Alimentario, Martínez Somalo, saludTIC, Tecnalia, Ctic Cita, la Universidad de Granada y Leitat.